Background Image

Stevia endulzante natural

Stevia endulzante natural

 Quizá aún no la conoce o no se anima a probarla, pero si busca una opción diferente al azúcar o a los edulcorantes artificiales, eche mano a un nuevo producto natural que ya se consigue en el país. Se trata de la Stevia, endulzante natural que se produce a partir de la Stevia Rebaudiana, una planta nativa de Suramérica.

Su sabor es diferente al del azúcar, por lo que puede que en un principio su paladar tarde en acostumbrarse.

Este endulcorante se extrae de las hojas del arbusto y es hasta 200 veces más dulce que el azúcar, no contiene calorías y sus compuestos no afectan la concentración de la glucosa en sangre, por eso es ideal para diabéticos.

Diferentes estudios revelan que en su forma natural posee propiedades antibióticas, efectos vasodilatadores y diuréticos, que pueden ayudar a regular la presión arterial alta.

El biólogo José Andrés Vargas explica, que la Stevia está compuesta por los glucósidos conocidos como rebaudiósidos y esteviósidos, a estos últimos se debe su sabor dulce.

“En Estados Unidos está aprobada por la Administración de Alimentos y Medicinas (FDA, por sus siglas en inglés) y se comercializa como un suplemento alimentario; mientras que en Japón, supone el 41 % de los edulcorantes que se consumen” expresa Vargas.

El que hay disponible en los supermercados es un edulcorante importado de Suramérica, que viene en presentación líquida y en polvo.

La Stevia tiene muchos usos, entre ellos para endulzar repostería, bebidas y en la preparación de cualquier alimento.

Sin embargo, su máximo valor es curativo. El concentrado de esta hoja en base líquida acuosa igualmente es muy efectivo en la cosmética. Cuando se aplica como una mascarilla facial estira y suaviza la piel, tensa las arrugas y ayuda en la cura de varios problemas de la dermis, como por ejemplo: el acné, la seborrea, la dermatitis y el eczema.

En Europa está indicado para el tratamiento de manchas del rostro y también como crema antienvejecimiento y spray facial y en dentífricos.