Background Image

Salud o Elegancia…

LOS PELIGROS DE LOS TACONES ALTOS
Muchas mujeres disfrutan usar tacones altos porque encuentran que los zapatos están a la moda y se ven sexy. Desafortunadamente, estos zapatos también crean peligros que las mujeres no conocen. En vez de usar tacones altos todos los días, las mujeres deben de usar tacones con moderación. Al usar tacones altos con menos frecuencia, las mujeres les dan a sus pies, piernas y espalda tiempo de recuperarse del uso de tacones altos.

Lesiones del pie
Aunque pueden verse elegantes, los tacones altos pueden ser peligrosos para los pies de una mujer. Las mujeres que usan tacones altos tienen más probabilidad de obtener juanetes y callos que pueden necesitar cirugía para ser removidos. Además, las mujeres pueden desarrollar un dedo en martillo; una condición en la que los dedos de los pies se deforman debido al diseño puntiagudo de la mayoría de los zapatos de tacón alto.

Problemas de postura
Cuando usan tacones altos, el ardo del pie de una mujer se vuelve más pronunciado. Este arco modifica la postura natural de una mujer, y puede llevar a dolores de espalda y lesiones en la espina. Los tacones altos empujan la espina fuera de su alineamiento natural, y los músculos de la espalda baja son distendidos. Cuando se pellizcan los nervios espinales, algunas mujeres reportan sentir adormecimiento y cosquilleo.

Riesgo incrementado de accidentes
Algunas mujeres no pueden caminar bien con tacones altos, y es fácil para ellas perder el equilibrio y caerse accidentalmente mientras usan estos zapatos. Las mujeres pueden torcer o romperse un tobillo como resultado de sus caídas. Si está lloviendo, las mujeres frecuentemente deben de ser mucho más cuidadosas para no resbalarse mientras usan zapatos de tacón alto.

Tortura de las uñas de los pies
Ya que los tacones altos están diseñados en forma de punta cerca de los dedos, las mujeres pueden experimentar una variedad de problemas de dedos y uñas. Uñas enterradas son comunes en mujeres que usan tacones altos frecuentemente, y para corregir la uña enterradas, se puede requerir de cirugía. El uso frecuente de tacones altos también puede provocar infecciones en las uñas que son dolorosas y desagradables.