Background Image

Remedios naturales para tratar el autismo

Ayudar en forma natural 

El autismo es un problema en el desarrollo que impide que las personas que lo sufren se relacionen y comuniquen normalmente con el mundo exterior. Los autistas tienen dificultades para hacer amigos y suelen tener algunas pautas de comportamiento rutinarias. Aunque tal vez pueda llamarnos la atención hay diversos remedios naturales para el autismo que pueden hacer más llevadera esta condición. Generalmente se habla de la multidisciplina para mejorar la calidad de vida de personas con autismo.

Enfoque educativo y terapéutico
Este enfoque no solo incluye una educación especializada, sino también fisioterapia, terapia ocupacional, terapia de música integración sensorial, modificación de comportamiento o terapia del habla.

Es mejor comenzarlas lo más temprano posible para que la mejora sea más notoria. Sin embargo, debemos tener en cuenta que estas terapias llevan un largo período de tiempo para poder observar los resultados.

Enfoque dietético
Ciertas vitaminas y minerales mejoran el funcionamiento de los autistas, esto se explica principalmente porque un cerebro bien nutrido funciona mejor. Incluso algunos médicos, que van un poco hacia el extremo, afirman que el autismo está generado por deficiencias nutricionales.

Por otra parte, algunos especialistas creen que el autismo está relacionado con la intolerancia a determinados alimentos, especialmente lácteos, azúcar y gluten.

Enfoque medicinal
Además de los medicamentos que pueden ser recetados por el médico, también existen algunas opciones naturales que pueden ayudar.

La raíz de jengibre ayuda al sistema digestivo; el astrágalo se utiliza normalmente para curar enfermedades crónicas y prevenir otras tantas, ya que es una gran ayuda para el sistema inmune; el ginkgo biloba aumenta el flujo de sangre hacia el cerebro y en el sistema nervioso central, protege las células nerviosas, mejora la memoria y la concentración; la centella asiática tiene grandes beneficios en la recuperación neurológica y del sistema nervioso; la raíz de cálamo mejora la auto expresión y la capacidad mental. De esta forma, se mejoran la digestión, la circulación, la salud cerebral y se protege al sistema nervioso de daños en personas autistas, ya que suelen presentar dificultades en estos órganos del cuerpo.

Algunos médicos dicen que la vacunación de niños pequeños y la introducción de metales pesados por este medio generan autismo. Incluso hay pruebas que dicen que tras una quelación –eliminación de metales pesados del cuerpo– los niños autistas se recuperaban. Para una quelación natural necesitaremos suplementos de aminoácidos, selenio, un alto consumo de vitamina B, ajo y practicar ejercicios regularmente. Por ejemplo, podemos tomar cada día una cucharadita de esta preparación:

  • ½ taza de aceite de oliva virgen extra
  • 1 manojo de culantro
  • 4 dientes de ajo

El autismo puede tener diversos grados, de forma que estos remedios naturales para el autismo pueden funcionar o no. En cualquier caso, siempre se debe consultar a un médico antes de tomar cualquier medida.