Background Image

¿Qué es la alexitimia? Cuando no hay palabras para un “Te quiero”

Cuando no hay palabras para un “Te quiero” No es que NO te ame… es que NO sé que te amo.

Si piensas que tu pareja es demasiado poco demostrativa, antes de presuponer que no te ama, lee este artículo acerca de la alexitimia. Puede ser esta, y no otra, la causa de la falta de expresividad a la hora del amor.

La alexitimia es la incapacidad de expresar verbalmente las emociones. La etimología de la palabra proviene del griego y se refiere, precisamente, a la dificultad para reconocer y nombrar los afectos.

El alexitímico no puede desenmarañar, decodificar e identificar lo que siente, mucho menos expresarlo o describirlo pero, frecuentemente encuentra una canalización para hacerlo por medio de síntomas corporales.

Hay más varones que sufren alexitimia que mujeres. Se estima que estarían las estadísticas alrededor del 8% en el caso de los hombres y casi el 2% en el de las mujeres. Es decir, porcada casi 10 varones, 8 mujeres lo sufren. ¿Por qué esta diferencia tan notable? Muy sencillo, las mujeres utilizan más los dos hemisferios cerebrales, que es una de las causas por las cuales son más comunicativas. El cerebro femenino cuenta con mayor cantidad de fibras de interconexión, esto facilita que el hemisferio derecho que “siente” los afectos y el izquierdo que “los reconoce y los verbaliza” estén comunicados.

Características de la alexitimia

Dificultad para identificar emociones y sentimientos.
En este caso hay una gran dificultad para diferenciar las emociones. Se mezclan en una zona brumosa que paraliza a la persona porque no sabe cómo actuar. Imagina que no supieras si tu interlocutor tiene miedo o está enfadado contigo. O peor, si tú mismo no lo supieras.

 Dificultad para describir emociones y sentimientos.
Les resulta imposible describir lo que sienten. Tampoco pueden describir o hablar acerca del mundo de los afectos en general, es como si no pudieran traducir sus propias emociones.

 Dificultad para diferenciar los sentimientos de las sensaciones corporales
Siempre que sentimos algo va acompañado de un síntoma fisiológico. Podemos ruborizarnos al sentir vergüenza o atracción sexual, sudoración cuando estamos nerviosos, aceleración cardíaca cuando tenemos miedo, etc. Los alexitímicos tienen estas manifestaciones, como todos los demás, pero no entienden que están vinculadas con una emoción.

Imagina que dieras un buen beso a una persona que te atrae. Sentirías que se le acelera el pulso, que enrojece y quizá que le brillan los ojos. El alexitímico sentiría que tu beso le produjo todo eso, pero no lo asociaría nunca con que “le ha gustado”. Es más, si la emoción es muy intensa, podría llegar a pensar que se ha enfermado.

 Reducida capacidad de fantasía y de pensamiento simbólico.
El pensamiento simbólico, la metáfora, la fantasía… están prácticamente anulados. La forma de hablar de un alexitímico es monótona y monocorde, casi como un la que uno imagina que tendría un robot. Tampoco son personas gestuales, y tienen una expresión neutra en el rostro.

 Preocupación por los detalles y acontecimientos externos.
Como no pueden describir sentimientos como los demás (fíjate y verás que en toda conversación hay referencias a cómo nos sentimos, qué nos parecen o qué nos provocan las cosas), los alexitímicos describen situaciones llenas de detalles, pero solo se limitan a eso, describir lo que ven, sin implicarse.

“¿Qué te pareció María? ¡¡Vaya beso que te ha dado!!
El beso de María me produjo calor y aceleración cardíaca. Tenía los labios calientes, y respiraba muy rápido. Me hizo transpirar, me siento incómodo

 Tipos diferentes de alexitimia
 1. Primaria. Se debe a una predisposición genética o anomalías neurológicas dadas al nacer.  “Si se nace con alguna una anomalía en zonas cerebrales que se encargan de analizar y formular las emociones, o se produce alguna lesión o disfunción que interrumpa el circuito de conexión entre estructuras, se puede generar la imposibilidad de verbalizar e identificar sentimientos”.

 2. Secundaria. Es la más frecuente. Suele ser provocada por un episodio traumático o como respuesta a un entorno negativo u hostil. Sería una especie de coraza defensiva para defenderse de lo que está hiriendo el mundo emocional de la persona. Frecuentemente se quejan de dolores y molestias poco definidas, colon irritable, alergias o sarpullidos. También pueden sufrir de enfermedades como la bulimia o la falta de control de la ira. En realidad son expresiones mal canalizadas de sus sentimientos.

Cuando alguien le pregunta a un alexitímico “¿Qué sientes?”, la respuesta siempre será “No sé”. Si le preguntas “¿Me amas?” Probablemente conteste lo mismo, y no está mintiendo o intentando herirte deliberadamente, es que NO sabe qué siente. Nadie puede conocer y alcanzar su mundo interno, ni siquiera la persona alexitímica. Probablemente te ame, pero no tiene idea de que todos esos síntomas “que no son tan desagradables”… se llaman amor.

La importancia de sentir emociones es muy superior a lo que solemos pensar. “Las emociones influyen muchísimo en la atención, la memoria y el racionamiento, nos indican qué es lo importante y nos ayudan a tomar decisiones”, explica el Prof. Pablo Duque. “Cuando no somos capaces de reconocer nuestras emociones, ni de interpretarlas, no podemos utilizar una información que es muy valiosa, lo que hace que sea mucho más complicado tomar decisiones y crear vínculos sociales.”

La incapacidad para expresar las emociones también puede ser un síntoma temprano de la enfermedad de Parkinson (EP).