Background Image

Por qué debes utilizar aceite de coco orgánico

Descubre los beneficios que te brinda el aceite de coco 

El coco es el fruto de una palmera llamada cocotero. Su origen es desconocido, sin embargo, algunos botánicos afirman que proviene de Asia. Otros lo sitúan en el Caribe. De cualquier forma, y sin importar cuál es su origen, el cocotero se ha extendido a muchas regiones tropicales del mundo, como la región de Centroamérica, islas del Océano Índico y Pacífico, por mencionar algunas.

La palmera del cocotero era sumamente apreciada, pues de ella se obtenía comida, bebida, vestuario y hasta vivienda (construida con los pelos de la capa exterior).

Hasta nuestros días, el coco sigue siendo considerado un alimento muy nutritivo. Hoy nos enfocaremos especialmente en los múltiples beneficios que te puede brindar el consumo de aceite orgánico de coco. Comencemos por mencionar que este aceite es una grasa saturada de origen vegetal que, aunque en su momento fue satanizada, hoy en día ha recobrado su merecido lugar dentro de una dieta saludable.

Existen infinidad de estudios que hablan de sus grandes virtudes. Un ejemplo es uno realizado por la Facultad de Enfermería de la Universidad Payap, en Chiang Mai, Tailandia. Este estudio giró sobre algunas de las propiedades farmacológicas del aceite de coco virgen. Los resultados obtenidos, sugieren propiedades antiinflamatorias, analgésicas y antipiréticas.

De todos los alimentos, el aceite de coco orgánico es la fuente más grande de ácidos grasos:

Contribuye a la absorción de vitaminas, como A, D, E, K y beta-caroteno.

Es fácil de digerir y el hígado lo utiliza como una fuente de energía.

Contiene ácido láurico en altas cantidades (entre 48 y 52%), un ácido de cadena media, que también es encontrado en la leche materna y está vinculado al desarrollo de las defensas en nuestro organismo.

Sus calorías proporcionan energía inmediata; la ventaja que tiene es que no se acumula como grasa corporal.

El aceite de coco orgánico favorece tu belleza y salud. ¿Cómo lo logra?

Para la piel: sirve para dar masajes, humecta la piel y se absorbe rápidamente. Puede funcionar como antioxidante, pues neutraliza los radicales libres que dañan nuestra piel. Ayuda a tratar infecciones como el acné y eccema.

Para el cabello: contiene nutrientes esenciales que dejan tu cabello fuerte y saludable. Puede ayudar a estimular su crecimiento, le da brillo y puede utilizarse para eliminar piojos y liendres.

Para el corazón: aunque contiene grasas saturadas, el aceite de coco contiene ácido láurico, que ayuda a reducir los niveles de colesterol y la presión sanguínea.

Pérdida de peso: las grasas que contiene este aceite son rápidamente convertidas por el organismo en energía, en vez de que sean almacenadas. También ayuda a tu cuerpo a absorber otros nutrientes esenciales presentes en la dieta, por lo que ayuda a bajar de peso de una manera saludable.

Inmunidad: contiene componentes antibacterianos, antivirales y previene los hongos, lo que ayuda a que el organismo luche contra las enfermedades, en una etapa inicial.

Para la digestión: por sus propiedades antibacterianas, ayuda a aliviar el síndrome de colon irritable y otros desórdenes digestivos.

El aceite de coco orgánico puede utilizarse para cocinar o bien de una forma tópica. Anímate y disfruta del sabor, aroma y de los variados beneficios que el aceite de coco orgánico te puede brindar. Es el aceite más saludable sobre la tierra. ¡Recuerda… tú generas el cambio!