Background Image

Fracaso mundial contra la obesidad

Será que tenemos alternativas? Por supuesto que sí. Les presento algunos datos importantes.

El Indice de Masa Corporal (IMC, o en inglés BMI) es un número que permite a una persona saber si está excedido de peso o no.
Según estadísticas médicas, el IMC Global, calculada en las poblaciones de los países desarrollados, es de 24.
Un IMC de 25 a 29 equivale a sobrepeso.
Un IMC de 30 a 30 es obesidad.
Un IMC de más de 40 es obesidad mórbida.
Si se hace una gráfica de la evolución del IMC al paso de los años, podemos ver que éste ha ido subiendo de forma pronunciada. Los gobiernos de los países, conscientes del gran problema para la salud de la población que esto representa, desde hace tiempo han destinado importantes recursos monetarios en tratar de educar a las personas a través de los medios masivos de comunicación.
Tan sólo en los Estados Unidos, al año se están destinando 50 mil millones de dólares en campañas mediáticas para tratar de que la población cambie su comportamiento y mejore sus hábitos alimenticios.
Y los costos directos de tratar con la epidemia de obesidad son aún mayores: 190 mil millones anuales en consejo médico, seguimiento en hospitales, cirugía bariátrica, rehabilitación y hospedaje en clínicas especializadas.
El excesivo número de personas obesas en todo el mundo se debe en gran parte al consumo de alimentos procesados, altos en carbohidratos y proteínas de dudosa calidad y muy bajos en grasa natural saludable.
Es esencial que tú comprendas que no engordas por comer grasa, sino porque tu cuerpo no puede usarla efectivamente. ¿Y por qué no puede? Porque todo el tiempo estás consumiendo alimentos con un alto contenido de azúcar. Esto, está ampliamente comprobado, impide que tu organismo use la grasa como combustible. Por eso cada vez más va quedando almacenada en tu cuerpo.
Y el conocimiento de este preciso mecanismo metabólico es lo que los gobiernos, a través de sus organismos de salud, deberían de estar promoviendo. No la reducción de grasas naturales.
Por eso es muy importante que, si tú sufres de exceso de peso, pongas todo tu empeño en bajar de peso, empezando desde ahora mismo.