Background Image

DIENTE DE LEON: SORPRENDENTES PROPIEDADES ENCONTRADAS RECIENTEMENTE

La naturaleza nos sigue dando salud.

El diente de león se ha utilizado con fines medicinales desde la antigüedad debido a sus diversos beneficios para la salud; sin embargo, no ha sido hasta hace poco tiempo que se ha descubierto la más poderosa de sus propiedades, la cual ha hecho que numerosos científicos se encuentren optimistas en lo que a la lucha contra el cáncer se refiere.

Esta potente raíz fortalece nuestro sistema inmunológico y puede tener mejores efectos que la quimioterapia en algunos tipos de cáncer, como los de próstata o pulmón. Según el Dr. Carolyn Hamm del Centro Regional del Cáncer de Windsor (Canadá) , el extracto de la raíz de diente de león resulta de gran ayuda para el tratamiento de la leucemia mielomonocítica crónica, un tipo de cáncer que suele afectar a personas de edad avanzada.

John Di Carlo, quien en ese momento era un paciente con cáncer de 72 años, fue enviado a casa para disfrutar junto a su familia del resto de sus días después de que todos los tratamientos recibidos para combatir su leucemia fracasasen. Siguiendo el consejo de los médicos, John comenzó a tomar Té de diente de león como ultimo recurso. Para sorpresa de todos, su cáncer comenzó a remitir tan solo cuatro meses más tarde. Los médicos atribuyen este cambio en su enfermedad al té que bebió todo ese tiempo.

Recientes estudios han demostrado que el extracto de raíz de diente de león actúa de forma positiva y rápida sobre las células cancerosas, tal y como se evidenció en el caso de Di Carlo. Tras 45 horas de la ingesta del té, las células cancerosas comienzan a desintegrarse a la vez que el cuerpo las reemplaza con nuevas células completamente sanas.

Otros estudios han llegado a la conclusión de que el extracto de esta planta también es beneficioso para el tratamiento de cáncer de mama, colón, próstata, hígado y pulmón.

Las terapias tradicionales contra el cáncer dañan el sistema inmune, ya que acaba con todas las células, tanto las enfermas como las sanas. La raíz de diente de león tiene un efecto totalmente óptimo, ya que sólo afecta a las células enfermas.

El Dr. Hamms advierte que el extracto de raíz de diente de león puede afectar negativamente si se toma al mismo tiempo de se da la quimioterapia. Siempre es mejor consultar con el médico y hacerles saber todos los suplementos o alimentos que consumimos de forma regular durante el tratamiento.

Además de ser una ayuda potencial para luchar contra el cáncer, las propiedades de esta planta van mucho más allá. Según el Dr. Axe, el diente de león contribuye a combatir la diabetes, ya que estimula la creación de insulina del páncreas, consiguiendo así estabilizar los niveles de azúcar en sangre. Por otro lado, las vitaminas y minerales encontrados en el diente de león ayudan a depurar y mantener en forma nuestro hígado.

Por último gracias a su alto contenido en antioxidantes y vitamina A y C, nos ayuda a combatir infecciones, a mantener una visión saludable y a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.