Background Image

CUIDA TU FLORA INTESTINAL Y ELLA CUIDARA DE TI…!!!

FLORA INTESTINAL, UN ECOSISTEMA QUE DEPENDE DE NOSOTROS

Nuestro cuerpo alberga alrededor de 100,000 millones de microorganismos, en su mayoría bacterias; más del 95% de éstas habitan en el tracto digestivo, sobre todo en el colon. Esta es la llamada flora intestinal, la cual es sumamente importante para nuestra salud, ya que ayuda a digerir alimentos, constituye cadenas de aminoácidos, contribuye a la producción de vitaminas del complejo B y vitamina K, y se encarga de formar la primera barrera de nuestro sistema inmune.

La flora intestinal se puede dañar por varios factores; si bien es cierto que el uso de medicamentos ayuda a combatir diversas enfermedades e infecciones bacterianas, el abuso de ellos debilita la flora intestinal. Por otro lado, el síndrome del colon irritable, el estrés crónico, una mala alimentación, diarreas causadas por alguna infección, son algunos de los factores que pueden alterar y disminuir este ecosistema.

La flora intestinal se encarga de cumplir funciones, como:

  • Estimula nuestro sistema inmune para que funcione adecuadamente.
  • Nos defiende de infecciones.
  • Ayuda a la fermentación de los carbohidratos y la descomposición de las proteínas, para generar ácidos grasos de cadena corta, que son los responsables de sintetizar vitaminas como la K, B12, B6 o B1.
  • Estimula los movimientos del intestino, mejora la digestión, ayuda a evitar los gases y el estreñimiento.
  • Utiliza la fibra de los alimentos para dar lugar a ácidos grasos, los cuales sirven como fuente de energía y se encargan de tener en buen estado los tejidos del hígado, músculos y colon.
  • Facilita la absorción de minerales como calcio, magnesio y hierro, además de alimentar las células que componen la pared intestinal.

Si tu flora intestinal no es sana, aunque te alimentes diariamente no estarás aprovechando correctamente todos los nutrientes que consumes, es por eso que es sumamente importante tratar de que nuestra flora intestinal se encuentre en condiciones adecuadas; esto lo podemos lograr mediante el consumo de alimentos que se encarguen de restablecer y mantener un equilibrio en este ecosistema tan complejo.

Otros puntos que debes tomar en cuenta para cuidar tu flora intestinal y evitar alterarla, serían el seguir una dieta equilibrada baja en grasas saturadas, realizar actividad física, evitar consumir alimentos en lugares donde la higiene no sea adecuada, lavar tus manos antes de comer y después de ir al baño.

El encargarte de cuidar y preservar tu flora intestinal te ayudará a prevenir enfermedades autoinmunes, cáncer de colon, hemorroides, alergias, e incluso problemas cardiacos.