Background Image

Cuánta Agua deben tomar los niños?

¿Cuánto líquido deben tomar?
En verano, las actividades al aire libre están a la orden del día, especialmente en el caso de los niños. Si bien son súper divertidas, también pueden tener sus riesgos, y la deshidratación en uno de ellos. Entérate de cómo puedes cuidar que se mantengan bien hidratados, y aprende cuánta agua deben tomar a cada edad ¡para estar siempre sanos!
Sabías que nuestro cuerpo pierde agua todos los días? El sudor, las lágrimas, la orina y las heces son vías por las que nos vamos deshidratando, ¡hasta nuestra respiración provoca evaporación del agua corporal!
Por lo general, tanto los adultos como los niños reemplazamos esta pérdida con nuestra dieta regular y todo marcha sobre ruedas, ¡pero hay que estar atentos a las piedras en el camino! los niños pierden grandes cantidades de agua y sales al transpirar por enfermedades o por ejercicio, y es importante reemplazar adecuadamente este líquido para evitar la deshidratación.
En condiciones normales, la cantidad diaria de agua que un niño o adolescente necesita, dependerá de factores tales como su edad, el peso y el sexo. A su vez, la temperatura del aire, la humedad del ambiente, el nivel de actividad de la persona y su salud en general, también afectan los requerimientos de hidratación.
Como regla general, de acuerdo con dicho portal, tu niño o adolescente debe beber, al menos, seis a ocho vasos de agua por día y comer el número recomendado de porciones de frutas y verduras, que también contienen líquido (1 taza de frutas y 1 de verduras para niños de 2 y 3 años, y 2 ½ de cada una para los mayores.
Datos más específicos sobre cuánta agua deben tomar los niños:
– Para niñas y niños de 4 a 8 años: 1.3 litros de agua por día.
– Para niñas de 9 a 13 años: 2.1 litros de agua por día. Para niños de la misma edad, 2.4 litros.
– En el caso de los adolescentes (de 14-18 años), las chicas deben beber 2.3 litros, y los muchachos 3.3 litros por día.
¡Mantente atenta a los síntomas de la deshidratación!
Los síntomas de la deshidratación pueden ser:
– Boca seca o pegajosa
– Pocas o ninguna lágrima al llorar
– Ojos que parecen hundidos en la cabeza
– La parte superior de la cabeza del bebé se ve hundida
– Falta de orina durante 6 a 8 horas en un bebé, y durante 12 horas en un niño mayor (o solo una pequeña orina de color amarillo oscuro)
– Piel seca
– Letargo o irritabilidad
– Fatiga o mareos en un niño mayor
Presta especial atención al consumo de agua de tu hijo durante la actividad física. Cuidado y se advierte que las bebidas con cafeína, como refrescos y té helado, son tramposas. La cafeína es un diurético, explica, lo que significa que el niño perderá más líquido en lugar de ganarlo. ¡Importante enseñar a los niños a consumir agua!