Background Image

Conoterapia ¨Limpia sus oídos¨

Limpia tus oídos con ¨Conoterapia¨

La técnica conocida como “Conoterapia” es una de las formas más seguras, cómodas y efectivas para lograr una limpieza excelente de los conductos auditivos.

Su aplicación varía desde personas con trastornos auditivos relacionados con el exceso de Cerumen (Cerilla) acumulado, pasando por trastornos como rinitis, disminución de la audición, ronquidos, gripes recurrentes, Vértigo de Meniere, trastornos del equilibrio, etc.

Su eficiencia; negada por muchos, atacada de igual manera por otros tantos, se puede saber a ciencia cierta después de recibir los beneficios de su aplicación.

La limpieza del oído por medio de la terapia de conos es una técnica de la medicina alternativa que ha sido utilizada durante siglos en la China y por los indígenas de Norte América. La terapia para los oídos, limpia el oído sin riesgo alguno, es una práctica higiénica, preventiva e ideal para niños, nadadores, buceadores e incluso fumadores. Esta terapia no es nada ofensiva, indolora y trata varios síntomas auditivos como la sordera.

Desde la primera aplicación de la conoterapia en los oídos, se nota la sensación de bienestar y un saludable efecto relajante y que previene muchos trastornos auditivos como vértigos, silbidos, desequilibrio, zumbidos, ruidos de fondo, oídos tapados.

El sistema cono- oído es una excelente técnica natural para limpiar sus conductos auriculares de todo el cerumen que se ha acumulado por años y que es causante de diferentes afecciones como: hongos, infecciones del oído, dolor, zumbido de oídos, pérdida del equilibrio, o pérdida del oído.

La duración de la aplicación de la terapia es de aproximadamente 1 hora, debe aplicarse a ambos oídos y se recomienda con una frecuencia de cada 6 meses, excepto en casos de presentar algún trastorno que justifique su aplicación más frecuente.

Contraindicaciones: En personas que sufran rotura de tímpano, infecciones severas del oído y casos propios de indicación médica. Esta limpieza no debe nunca sustituir un tratamiento médico.