Background Image

Conoces de ella ¨La Granadilla¨

Granadilla denominada por excelencia la “súper fruta” gracias a sus particulares propiedades no solo medicinales sino además para la belleza y fácil de incorporar en la dieta.

Algunos de los nombres con los que se conoce a esta planta son “granada china”, “granadilla de China”, “parchita”, “parcha dulce”, “granada de moco”, “granadita”, “parcha importada” y “granadilla común”.

Esta rica fruta:
1. Es una excelente fuente de potasio, calcio, fósforo y hierro. Además, contiene proteínas y carbohidratos saludables.
2. Provee al cuerpo de vitaminas esenciales como la vitamina A, B1, B2, B3, B9, C, E, K y la provitamina A.
3. Puede ser utilizada como un tranquilizante natural, ya que se recomienda su consumo para la estabilización de los nervios.
4. Es muy efectiva como laxante y estimulante digestivo. Además, controla la acidez y ayuda a cicatrizar las ulceras estomacales.
5. Al consumirse entera, con semillas, presenta un alto contenido de fibra, muy beneficioso para la salud.
6. Por tratarse de un relajante natural, es posible que favorezca el sueño de las personas que sufren de insomnio.
7. Debido a sus excelentes propiedades, puede ayudar a eliminar el colesterol en la sangre y prevenir la anemia.
8. Regula el ritmo cardiaco y la presión arterial, por lo que disminuye la posibilidad de riesgos cardiovasculares, como el infarto.
9. Ayuda en la formación de glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas en la sangre, que son muy importantes para el organismo.
10. Es muy buena para la vista, y su consumo es muy recomendable en niños, ya que activa su crecimiento.

Otras propiedades
La granadilla también puede usarse para tratar la epilepsia, solo tienes que preparar una infusión de flores de granadilla y beberla tres veces por día para ayudarse con esta enfermedad. Si bebes la infusión una semana, la siguiente no la bebas y así sucesivamente.
Con una infusión de 100 gramos de hojas de granadilla se pueden curar infecciones de la piel con la toma de una cucharada cada dos horas y si comes el fruto de la granadilla, tendrás un efecto diurético. La toma de una infusión de hojas te servirá para purificar la sangre.

Aplicaciones sobre la salud
Si hierves la cáscara de granadilla por unos minutos, puedes usarla como antitusígeno y tomarla tres veces al día. Las hojas de la granadilla se usan para bajar la fiebre y para calmar la ansiedad y otras alteraciones nerviosas, debido a que pertenece a la familia de las Pasifloras, plantas conocidas por sus propiedades para combatir el insomnio, la ansiedad y quemaduras.
La pulpa, las flores y el zumo de la granadilla tienen un efecto relajante, aunque esta propiedad es más pronunciada cuando se preparar una infusión y se puede emplear como un sedante ligero o como calmante para dolores musculares o de cabeza. Es recomendable en para combatir los dolores menstruales.
Además de esto, la granadilla tiene un bajo contenido en grasa y tiene pocas calorías, asimismo aporta mucha fibra, por lo que tiene propiedades laxantes y es un buen auxiliar en los problemas de estreñimiento. Si bebes jugo de granadilla te servirá como estimulante digestivo, para controlar la acidez estomacal y además te ayudará en la cicatrización de las úlceras.
Por otro lado, es conocida como la “fruta de los niños”, ya que activa el timo, órgano responsable de la maduración del córtex profundo y de la médula, y los ayuda a crecer; alivia la tos, baja la fiebre, combate la diarrea, los cólicos y además puede ser útil para expulsar las lombrices.

Otras propiedades
¿Cómo consumir la granadilla?
Puedes consumir granadilla cruda, lo único que debes hacer es romper la cáscara con los dedos y comer la pulpa o colarla y añadir agua; también puedes elaborar helados, yogurt, salsas y soufflés con el extracto de granadilla.

Importante: Recordemos que todo tratamiento debe usarse con moderación y con recomendación de un profesional.